QUIENES SOMOS

Pastelería Doña Peta, es una empresa de gran tradición. Fue fundada en 1949 por don Arturo Vargas Madariaga, cuya administración se extendió hasta el año 1979. A partir de ese año tomó la administración su heredera y sobrina doña Francisca Vargas Cariola, la que se extendió hasta mediados del año 2013, fecha en la que se traspasó a la actual administración formada por los mismos trabajadores que por años han sido parte de la familia Doña Peta. Durante estos sesenta y cuatro años se ha logrado mantener y profundizar el sello familiar, que ha deleitado el paladar de generaciones de chilenos, incluso el de algunos que vivían en el extranjero como el eximio pianista chillanejo don Claudio Arrau.



El nombre de la pastelería se debe a doña Petronila, quien entrego una receta especial de empanadas a don Arturo, la que se mantiene hasta hoy.



Inicialmente la Pastelería se llamó "Ña Peta", para luego tomar su nombre definitivo "Doña Peta", como un justo homenaje a los conocimientos ancestrales que doña Petronila tenia sobre recetas de empanadas, pasteles y otros productos, injustamente olvidados. Pastelería Doña Peta es uno de los tres establecimientos más antiguos y reconocidos del barrio "Diez de Julio", junto con las librerías "El Sol" y "Cervantes".